Familia Dehoniana

23/10/17

Valencia: reunión grupo local de laicos dehonianos





El pasado martes, día 17 de octubre, nos reunimos por primera vez tras el verano, en los locales de Esic. Asistimos 15 personas,  con tres ausencias.

Con este texto evangélico como centro: Lc 10, 21-42, reflexionamos sobre la Palabra, la desmenuzamos  y después tuvimos una riquísima puesta en común.

Y nos acompañó el P Dehon con sus palabras sobre el evangelio:

“Él ha sido el buen samaritano en su vida mortal extendiendo por todas partes sus cuidados, sus consolaciones, socorriendo y sanando a todos los heridos y enfermos al borde del camino; es el corazón del Buen Pastor que busca la oveja perdida y que nos dice: venid a mí los que estéis afligidos o sufráis que yo os aliviaré”.
“El Buen Samaritano vierte sobre las heridas del malherido el vino y el aceite, el aceite de la consolación, que procede de un corazón movido por la caridad, y el vino de la fuerza que da buenos consejos y arranca las almas al pecado”.
 “Iré a Él, le mostraré mis heridas, sobre todo las heridas espirituales. Me colocará el aceite que suaviza y el vino que cicatriza. Él me aliviará, estoy seguro”. 


Algunas pequeñas pinceladas sobre la Palabra:

1: "Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra,

Jesús dando gracias:
-está amando,
-está viendo el amor en el Otro,
-está viendo el amor del Otro.
-me está mostrando su amor al Padre
-me está mostrando  que se está maravillando de la manera de proceder de  su Padre.
-me está mostrando la importancia de ser agradecido y de orar con agradecimiento.

 Padre, Señor de cielo y tierra,

Yo no conozco a Dios por mí mismo,
lo dice Jesús:

nadie conoce al Padre sino el Hijo

pero me fio de Jesucristo,
confío en Él,
y gracias a Él yo puedo conocer
al Dios de Jesús,
su Padre,
no otro dios.

2 - Maestro, ¿Qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?
Él le dijo: ¿Qué está escrito en la Ley?  ¿Qué lees en ella?
  
Jesús responde al letrado con dos preguntas.
Estas preguntas son, también, para mí  y para ti.

Estas  preguntas, me envían hoy a la Biblia y, especialmente a los Evangelios.

Y, no sólo al letrado, me pregunta a mí también,
qué leo en la Biblia, qué leo en el Evangelio.

Esta pregunta da por hecho que yo profundizo, aprendo, comprendo, la Palabra de Dios, 
y tú.

Jesús invita al letrado a reflexionar y a que sea él mismo  quien busque la respuesta. 
Y a mí, y a ti. 

3- María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra.
Y Marta se multiplicaba para dar abasto con el servicio;

Marta
le abre la puerta de su casa, le recibe, lo aposenta.
Es hospitalaria, amable, amiga. 
Y decide atender a Jesús, a su manera.
Como hacían todas las mujeres en aquella sociedad:
desde los cacharros de la cocina. 
Y nada más.
Pero se alejaba físicamente de Él, de su persona, de sus palabras,
para servirle.

María 
está cerca físicamente de Jesús. 
Para, se sienta, le escucha, le va conociendo, aprende de Él y junto a Él.
Acoge a Jesús en su corazón, con su persona, 
y así, puede prestar total atención a la persona de Jesús,
a sus palabras,
sus gestos, 
su mirada,
su sonrisa o su seriedad,
su movimiento de manos, etc...

Es un encuentro de dos personas: 
María y Jesús.
---------



Y hemos hecho esta primera entrega sobre SER DEHONIANO,
que veremos detenidamente en otra reunión.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Laicos Dehonianos-Video

Video clip donde el corazón